El estadounidense Grover Wilhelmsen, que se encuentra internado en el Hospital Mckay-Dee de la ciudad de Ogden, en el estado de Utha, por complicaciones por Covid-19, quiso mostrar su agradecimiento a los médicos y enfermeros que estuvieron a cargo de su cuidado mientras se encontraba intubado. 

El paciente preguntó al personal médico si podía tocar el violín para ellos mientras ellos se encontraban en la unidad de cuidados intensivos y de esta manera no solo demostrar su gratitud, sino también ayudarlos a subir el ánimo. 

Wilhelmsen tocó para los médicos y enfermeros durante varias horas por dos días seguidos aún cuando se encontraba intubado.

“se me llenaron los ojos de lágrimas. Que todo el personal viera a un paciente haciendo esto aun mientras estaba intubado fue increíble” relató una de las enfermeras. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí