Ser el moderador de un programa y hacer las preguntas,  es una cosa;  pero  estar como invitado en un programa y ser el entrevistado,  es otra cosa.

El protagonista de “El Mismo Golpe” con Jochi, fue Santiago Matías. Pudimos ver otra faceta del popular y exitoso Alofoke. Un programa cargado de humor,  admiración y sobre todo empatía.

Criado en Capotillo, de una familia  humilde;  recuerda llegar de clases y solo conseguir para almorzar, un arroz con leche.  Un adolescente  sin independencia no puede escoger un menú en su casa,  se come lo que hay. Su crianza fue entre su madre y su abuela, estudió inglés y computación.

Su padre es un comunicador que reside en los Estados Unidos, con el que no tuvo relación en su infancia ni juventud, eso dejó un vacío que no es fácil llenar. Considera,  que el día que decida tener otro hijo, es para criarlo junto a la mujer que escoja hasta el día de su muerte.

Reconoce que estuvo expuesto a situaciones adversas y peligrosas. Sin embargo,  no se involucró  antes ni ahora con drogas, no consume alcohol. A pesar de estar en un medio que pudiese prestarse a cosas no tan sanas, él se mantiene al margen.

Se considera un hombre normal, tranquilo, sencillo. Que disfruta de la  tranquilidad de las horas nocturnas para revisar documentales, jugar baloncesto por playstation. Ya que las horas diurnas está dedicado de lleno a su trabajo.

Hoy en día,  es una  persona con una excelente posición económica, gracias al esfuerzo y a su trabajo. Pero ese cambio del joven humilde al de hoy, no le ha cambiado su personalidad, sigue siendo Santiago,  pero con más aprendizaje.

Él le ofrece un consejo las personas: Nunca trabajes por dinero ni para el dinero, trabaja para el resultado.  Si el resultado es bueno, todo lo demás llega solo.

Es un creyente de Dios, a quien le pide que le ayude a tener los pies sobre la tierra, porque las personas pueden tomar decisiones erradas y  perder todo por cuanto han luchado.

Su alimentación se inclina más hacia los mariscos, no es para nada carnívoro. Puede estar todo el año comiendo camarones, le gusta  mucho la pasta. Afirma que descubrió un nuevo paladar.

Santiago considera que las plataformas virtuales son para aprender, expuso que su programa ha tenido cambios positivos, invitando variedad de personas y profesionales. Le dan espacio a la religión,  a la música, a la  salud mental, a la educación, a la política, entre otros temas.

No obstante,  está consciente de que los programas  que se vuelven virales son los que tienden a ser vulgares o escandalosos, comparados con otros que pueden dejar un mensaje más educativo,  y esos tienen muy pocas visitas o reproducciones.

Santiago Matías, un creador de contenidos, como él se identifica,  que busca en la variedad de su programa, llevar siempre un mensaje aleccionador y estimulante para la juventud dominicana.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí