CARLO ACUTIS, EL PRIMER BEATO “MILLENIAL”

17

Carlo Karol Acutis Salzano, fue un joven que nació en Inglaterra, de padres italianos,  quienes regresaron a Italia y se instalaron en la ciudad de Milán. Carlo estudió en colegios  católicos, a pesar de que sus padres no eran practicantes, él desde chico comenzó a expresar su vocación  por la religión, su devoción fue la virgen María y la eucaristía. Se interesó por todo lo que tenía que ver con la vida de los santos y  las apariciones de la virgen.

Cuando Carlo hizo la primera comunión,  llamó a la eucaristía su “autopista hacia el cielo”, y así lo hizo hasta su muerte.  Creció como un niño normal, que le gustaban los deportes,  la música, tenía amigos, dedicaba parte de su tiempo a ayudar a los más necesitados apoyando en los comedores populares. Le fascinaba la tecnología, de la cual se hizo  un experto, creo sitios web, editó películas, ayudaba a quienes no manejaban las redes y la tecnología; es por eso que se ha pensado en él como el posible patrono del internet.

En el año 2006, comenzando el mes de Octubre,  Carlo se enfermó;  se pensaba era una gripe normal, pero era una leucemia  del tipo M3, la más agresiva. No había ninguna posibilidad de curación. Al cruzar la puerta del hospital, Carlo le dijo a su madre: “de aquí ya no salgo”, falleció  el 12 de Octubre del 2006 en el hospital San Gerardo de Monza, Italia. Su funeral estaba concurrido de gente a quien él ayudó y ni siquiera su madre lo sabía.

El proceso de canonización lo inició el cardenal Ángelo Scola en la Arquidiócesis de Milán  el 13 de mayo de 2013. Fue declarado venerable por el  Papa francisco el 5 de Julio del 2018 y el 21 de febrero del 2020 el mismo Papa aprueba un milagro atribuido a Carlo Acutis, que permitió iniciar el proceso de su beatificación, el milagro consiste  en la curación inexplicada de un niño de  Brasil.

La historia del milagro narra,  que el 12 de Octubre   2010, en la capilla de Nuestra Señora Aparecida,  en la parroquia de Campo Grande,  en el momento de la bendición con la reliquia, un  niño acompañado por su abuelo se acercó. El niño estaba enfermo de páncreas  anular, una enfermedad congénita  que causa que el niño vomitara todo el tiempo, lo que  debilitaba su organismo, porque todo lo que comía lo devolvía, cada día más débil era seguro una muerte temprana. Durante la bendición, el niño le preguntó a su abuelo qué debía pedir y éste le dijo que rezara, pidiendo “para dejar de vomitar”,  cuando llegó el turno del niño, tocó la  reliquia de Carlo y dijo con voz firme: “dejar de vomitar”,  a partir de entonces, ya no vomitó más. En febrero de 2011, la familia realizó nuevas exámenes médicos al niño,   estaba completamente curado.

La beatificación de Carlo Acutis, se celebró hoy 10 de octubre de 2020 en Asís,  con el cardenal   Agostino Vallini presidiendo la ceremonia  en nombre del Papa Francisco.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí