¿CÓMO CUIDAR NUESTROS PIES?

16
Pedicure for tired and neglected feet

Nuestros pies, nuestros soportes, los que llevan una gran carga diaria  son los menos atendidos y consentidos, tal vez porque casi siempre están guardados en una media y nadie los ve, pero lo cierto es que ellos requieren de nuestro cuidado y atención.

Es una realidad que las mujeres son las que más les prestan atención, pero muchas veces  esa atención es tan solo estética, cuando ellos requieren  mucho más que eso.

Debemos entender que lo primero es cuidar su salud, unos pies saludables y hermosos hablan mucho de ti.

Comenzaremos con el calzado, debemos usar uno adecuado, de nuestra talla, no más grande o más pequeño;   que lo sintamos  cómodo, amplio; que nuestros pies no suden con ellos, se sugiere usar calzados de piel.  En el caso del calzado deportivo,  en muchas oportunidades están hechos con materiales que generan exceso de sudoración pudiendo estos ser el origen de malos olores, por ello es importante alternar los zapatos;  en ese mismo orden de ideas no es recomendable usar tacones altos por mucho tiempo, no es bueno para los talones ni para la columna, tampoco se recomienda las zapatillas totalmente planas, lo ideal es un calzado con un  tacón o inclinación en el talón  máximo de dos centímetros. Las plantillas son una buena alternativa para corregir posturas, las hay de diversos materiales que ayudan al confort del pie.

Vamos con los calcetines o medias,  al igual que el calzado, no podemos usar medias que nos aprieten o  que su textil sea   sintético como, esto genera sudoración, mala circulación,   mal olor, generando en algunas oportunidades hongos.  Se recomienda medias de algodón, estas  absorben el calor, manteniéndolos más fresco permitiéndoles  respirar.

No se recomienda caminar descalzo,  tanto  en sitios públicos como en la propia casa, se sugiere usar siempre sandalias para estar en casa.  Sin embargo si se recomienda caminar descalzo en la arena de la playa, caminar sobre grama y sitios que  sean seguros y limpios.

Para aliviarlos del cansancio es prudente semanalmente  poner nuestros pies en agua tibia con alguna solución aromática o jabonosa así como sal marina;  pudiendo realizar masajes que los relajarán y activarán la circulación,  secarlos bien, ponerles crema hidratante, esto ayudará a su desinflamación y lucirán muy atractivos. Para las durezas en los talones,  aprovecha cuando los pongas en agua tibia, usa una lima o piedra   de forma delicada para no generar lesiones, esto ayudará a suavizar esa zona rugosa.

Las uñas son una parte vital  del cuidado y aseo de los pies,  lo sugerido es tener siempre las uñas cortas, dejarlas largas no es  prudente porque en algunos casos se pueden meter debajo de la piel generando  imposibilidad para caminar. Las uñas cortas hacen presentables los pies.

Por último y no menos importante, es recordarles algo que parece obvio, pero que a veces la gente puede olvidar, cuando nos bañemos debemos también enjabonar los pie,  lavar cada dedo, cada unión,  secarlos bien y dejarlos al aire un buen rato es muy saludable.

Recuerda que quienes nos soportan todo el día merecen nuestra mejor atención y cuidado,  no olvides, pies cuidados,  caminata feliz.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí