Un abuelo de Azua, vive solo y tiene que salir todos los días a trabajar para poder comprar su alimento.

Amelindo Torres, es un vecino dominicano que la vida  dejó viudo hace muchos años, tuvo que criar a sus dos hijos, de quien solo tiene ingratos recuerdos, ya que como él mismo dice, “Me salieron Malos”.

El abuelo alquiló un triciclo con batea y a punta de pedal recorre las calles para conseguir botellas, que luego  cambia por algo de dinero y así mantenerse. Ese trabajito le ha permitido pagar el vehículo en que se desplaza.

Desde LoRevelado, acudimos a las autoridades competentes o a cualquier institución privada, para que se le suministre al abuelo Amelindo Torres  atención medica primaria, ya que adolece de una  hernia y sufre de dolor de oídos.

Igualmente,  nuestra invitación es a los entes del gobierno, para que puedan evaluar la situación de Amelindo Torres y se vea la posibilidad de otorgarle una pensión de vejez, para que de esta forma,  pueda vivir con dignidad los años que le queden.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí