JACOB BLAKE EL AFROESTADOUNIDENSE ABALEADO POR POLICÍA ESTÁ PARALIZADO DE LA CINTURA PARA ABAJO

20

El afroestadounidense Jacob Blake de 29 años de edad, quien fue abaleado por un agente de la policía de Kenosha, en el estado de Wisconsin, se encuentra paralizado de la cintura para abajo.

En las Redes Sociales se ha difundido el video del tiroteo, tomado desde el otro lado de la calle, en el que se muestra a Blake intentando subir a su camioneta, en la que estaban sus tres hijos y a un policía tomándolo de la camiseta. Luego se oyen los 7 disparos que le propinaron.

Los Familiares

“Tiene ocho hoyos” en el cuerpo y tiene paralizada la mitad inferior de su cuerpo, aseveró Jacob Blake padre, quien agregó: “¿Qué justificó todos esos disparos? ¿Qué justificaba hacer eso frente a mis nietos? ¿Qué estamos haciendo?”.

Por su parte, Laquisha Booker, la prometida de Blake, declaró que la policía ignoró por completo que sus hijos estaban en el auto y señaló que mientras ocurría los hechos, los tres niños que se encontraban en la parte trasera del vehículo, gritaban cuando le dispararon a su padre.

Booker enfatizó: “Le dispararon varias veces sin ninguna razón, no hizo falta todo eso” y se preguntó por qué la policía le disparó a alguien que no estaba armada ni había dado problemas.

Añadió que ella estuvo gritando todo el tiempo para que la dejaran sacar a sus hijos y enfatizó que al parecer, para la policía eso no importó, por lo que en su opinión, lo importante para ellos pareciera ser “matar a alguien”.

Las Manifestaciones

Al conocerse el caso, las reacciones no se hicieron esperar, a las pocas horas del tiroteo de Blake, los manifestantes enfurecidos salieron a las calles y cientos de personas marcharon hacia el cuartel general de policía de Kenosha y luego se generaron incendios de automóviles, por lo que la policía recomendó a los negocios que cerraran debido a las “numerosas” llamadas sobre robos a mano armada y disparos.

Ante tales manifestaciones, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, llamó a la Guardia Nacional como apoyo de la policía local y se activó un toque de queda nocturno para toda la ciudad, que cuenta con unos 100.000 habitantes.

La indignación de los ciudadanos ignoró el toque de queda y la policía recurrió al uso de gases lacrimógenos para tratar de dispersar a los manifestantes incluso los antimotines, respaldados por la Guardia Nacional, también usaron balas de goma y bombas de humo, según informaron los manifestantes.

Las protestas derivaron en el incendio de automóviles y otras propiedades en Kenosha  e incluso algunos automóviles y propiedades fueron vandalizados.

También se pudo conocer que las protestas se han extendido a otras ciudades como Nueva York, Portland y Minneapolis, donde murió George Floyd.

Justificaciones

El Departamento de Justicia de Wisconsin investiga el incidente, mientras que los agentes involucrados han sido puestos en licencia administrativa, mientras que se ha introducido una petición, con decenas de miles de firmas, para que esos oficiales enfrenten cargos.

Por su parte, el gobernador Evers dijo que habrá una sesión especial de la legislatura estatal el 31 de agosto, a fin de discutir un paquete de leyes sobre responsabilidad y transparencia de la policía, propuesta que llegó tras la muerte de George Floyd en mayo, provocada tras la detención de la policía.

Geraldine Venegas F.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí