Una investigación con base científica que tiene a muchos muy preocupados. La continuidad de los procesos de reproducción normal  podría verse afectada por la baja calidad del esperma en los hombres.

La Doctora SHanna Swan, reconocida especialista en medicina ambiental y salud pública, quien labora en el prestigioso hospital Mount Sinaí, enciende las alarmas en la comunidad científica con el resultado de sus investigaciones.

Luego de un estudio a 45 mil hombres sanos que involucró 185 pruebas médicas, el resultado es,  que la calidad del esperma en los hombres en las ultimas 4 décadas ha disminuido en un 50%, un numero considerablemente alarmante.

Otro factor que inquieta a la comunidad científica, es que las malformaciones en los genitales son cada vez más comunes. A eso se le agrega que el pene en los bebés es cada vez más pequeño. Así como, la distancia anogenital es mucho más corta.

La causa de estas realidades médicas, es la contaminación. Ciertamente la polución viene ocasionando problemas de toda índole en nuestro planeta y los humanos no escapamos a ello.

La doctora Swan indicó en su estudio, que los Ftalatos son una sustancia química que se utiliza para la elaboración de plásticos. Según la investigación,  afecta el sistema endocrino productor de las hormonas.

Esta sustancia usada en la industria del plástico para hacer que estos sean más suaves y flexibles, se ha venido trasladando a los juguetes y alimentos. Situación que afecta el desarrollo embrionario del ser humano.

Descubrió que los bebés humanos varones  que habían estado expuestos a los ftalatos en el útero, tenían una distancia anogenital más corta. Relacionan esta afección  con el volumen del pene.

Los ftalatos imitan a la hormona del estrógeno,  por lo que se  interrumpen la producción natural de hormonas en el cuerpo humano. Esta afección es una interferencia en el desarrollo sexual de los bebes y los cambios estadísticos en la producción de espermas en adultos.

Si la comunicad científica y la ciudadanía en general no toman cartas en el asunto, en lo relacionado a los efectos de la contaminación en los humanos y en el ambiente, es muy probable que la fertilidad como hoy la conocemos tenga una drástica disminución, ya que el hombre no podrá producir espermatozoides sanos y aptos para el 2045.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí