Mucho dolor y consternación ha causado la injusta muerte de una pareja joven a manos de la Policía Nacional.

Las versiones policiales indican que los  funcionarios realizaban un operativo en el sector Los Ganchos de Pino Herrado, en Villa Altagracia, provincia San Cristóbal.

Los uniformados alegan que confundieron el carro donde venía la pareja con el de unos delincuentes que habían robado reiteradamente en Bonao.  Ante la presencia del vehículo, los policías iniciaron un tiroteo contra el vehículo y los tripulantes.

Tal tiroteo ocasionó la muerte de la joven pareja, conformada por Elizabeth Muñoz y Joel Díaz. Según  reportan, el acompañante resultó herido.

El Pastor Tito informó,  que la persona lesionada manifestó, que los policías habían detenido a varios carros  delante de ellos, pero de repente empezaron a dispararles sin siquiera acercarse a preguntar y averiguar quienes viajaban en el vehículo Kia K5 de color blanco.

La pareja asesinada era cristiana y realizaban trabajos por la comunidad. Especialmente la joven Elizabeth, quien era muy conocida en el sector por su apoyo a los  niños y a los vecinos. Dictaba charlas motivacionales y mantenía a la comunidad activa en labores de apoyo y cultos religiosos.

La colectividad de vecinos se pregunta,  por qué los funcionarios no le dieron la voz de alto al vehículo e identificaron a los pasajeros, ya que solo se dedicaron a disparar contra los tripulantes.

Ante este lamentable hecho, la Dirección de la Policía Nacional destituyó de su puesto al Coronel Cesar Martínez, quien era el responsable del operativo en Villa Altagracia. El nuevo comandante designado es el Coronel Juan Castillo Martínez.

Igualmente,  la institución tomó la decisión de suspender a los funcionarios,  segundo teniente Victorino Reyes Navarro, al  sargento Domingo Perdomo Reyes.

Así como,  a los cabos y funcionarios rasos, Norkys Rodríguez,  Ángel de los Santos, Anthony Castro Pérez  y Juan Manuel Ogando  respectivamente.

Todos los funcionarios mencionados fueron puestos a la orden de la  Inspectoría General y Asuntos Internos de la  Policía Nacional, así como a la orden del  Ministerio Público.

Este triste acontecimiento ha tenido la respuesta de diferentes sectores y actores políticos. El Presidente  @luisabinader lamentó lo sucedido  alegando que los responsables pagarán.

La ex vicepresidenta, Margarita Cedeño (@margaritacdf), quien censuró la justificación que dio la policía, indicando que no hay confusión posible que mitigue el dolor de lo sucedido.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí