Cuando vemos a nuestros perros rascarse más  de lo normal,  podemos deducir automáticamente que tienen pulgas, pero más allá de eso, nuestros peludos de la casa sufren por este motivo.

Lo primero a realizar es darle un buen baño a tu mascota, pero muchos de los remedios o champú comerciales escapan de nuestro presupuesto;  por eso te recomendaremos algunos trucos caseros que ayudarán a tu mascota.

Tú mismo vas a elaborar un champú casero con productos que seguramente tienes en tu alacena.

Primer Champú:

Mezcla 1 taza de detergente líquido conocido como lavaplatos con  1 taza de vinagre, agita y agrega  2 onzas de glicerina liquida. Agita los ingredientes en un frasco tapado hasta que se haya mezclado bien. Identifica el frasco para evitar accidentes.

Segundo Champú:

En  1 litro de agua agrega  1 taza de vinagre blanco y 1 taza de champú para bebé. Agita los ingredientes en un frasco e identifica. Según comentan los usuarios de este producto, es el más efectivo de todos los remedios caseros para matar pulgas.

Tercer  Champú:

Si a pesar de estos remedios, observas que tu  perro  sigue padeciendo de comezón, dale un baño de avena. La avena tiene propiedades para aliviar la irritación de la piel, y  funciona también en los  perros, ya que toca la dermis y la alivia. Pon en una  licuadora una taza de avena hasta que tenga la consistencia de harina, mézclala   con 1 taza de bicarbonato de sodio, agrega 1 litro de agua caliente y mezcla bien.

Antes de usar este producto en tu  mascota, debes  mojarlo bien y luego realiza el  baño como de costumbre con la mezcla  de avena. Déjala trabajar por 5 minutos, masajea el pelaje de tu perro y luego quita el producto con agua.

Así como intentamos elaborar algún producto que nos ayude con nuestra mascota y las indeseables pulgas, también te comentamos que debes tener precaución con algunos ingredientes que vienen en los detergentes líquidos para lavaplatos, que son dañinos para nuestro amigo peludo.

Importante: Productos prohibidos: Amonio, Cloro, Éteres de glicol y Formaldehído.

Nuestra mascota  no necesita más de un baño al mes. Bañar con frecuencia a tu mascota puede tener resultados contraproducentes en el pelaje,  que lo hace perder su capa de grasa natural de la piel y ocasiona mayor resequedad y comezón. Si no logras eliminar las pulgas con un baño, lo más recomendable es que visites a un veterinario.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí