Elon Musk, Director ejecutivo de SpaceX,  anunció a través de su cuenta de twetter que el prototipo de cohete Startship, identificado como NS11, se estrelló cuando intentaba su aterrizaje.

Los últimos cuatro cohetes, identificados como NS8, NS9, NS10 y este último, NS11, no cumplieron con la meta y objetivo de la empresa. Igualmente indicaron, que  esta tragedia les permite corregir las fallas posibles.

El NS8 y el NS9, lanzados en diciembre y febrero respectivamente, se estrellaron al aterrizar y luego explotaron. El NS10 logró aterrizar sin mayor problema, pero explotó minutos después.

Elon Musk, de forma jocosa informó, que por lo menos el cohete abrió el cráter en el sitio predestinado para su aterrizaje.

La base de despegue y aterrizaje identificada como Starbase, se encuentra en Texas, cerca de la frontera con México. En esta base se plantea hacer ampliaciones que generarán puestos de trabajo a gran escala. Es por ello que Musk invita a la gente a mudarse a esa zona.

Carmen Banca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí