39 views 3 min 0 Comentarios

Un solo estudiante en Israel contagio a 25 profesores

- agosto 11, 2020

Israel, un país  con  poco  más  de  9  millones  de  habitantes; registra  hasta  el  momento 83.000  personas contagiadas con Covid-19 y 606 defunciones. 

La flexibilización o desescalada a la cuarentena no ha sido nada fácil para ningún país,  en Israel no es menos, siendo uno de los primeros países en retomar el reinicio de clases de forma presencial;  podemos citar el caso ocurrido en una escuela en Jerusalén,  en un intento por reiniciar las clases y normalizar la situación, se reportaron contagios de tal magnitud para considerarse el brote más grande que haya habido en una escuela y que trascendió a los familiares y vecinos de la localidad de la escuela y luego a otras escuelas y vecindarios, ante esta calamidad se dio la orden de cerrar las escuelas de la ciudad.  El punto es que un solo alumno tenía el virus y no lo sabía y contagió a 25 profesores, y estos a sus familiares, a otros alumnos, el virus corrió por los salones y llegó a otras escuelas. Esta situación alertó a las autoridades locales del área de salud. Este caso se replicó en otras escuelas en menor magnitud, y por ello el cierre de las escuelas fue a nivel nacional.

Israel se confió en la disminución de los contagios y se apresuró en la reapertura académica.  “Definitivamente no deberían hacer lo que hemos hecho”, dijo Eli Waxman, profesor del Instituto Weizmann de Ciencias y presidente del equipo que asesora al Consejo de Seguridad Nacional de Israel sobre la pandemia. “Fue un gran fracaso”, agregó.

Los científicos y expertos en el área de  salud pública de muchos países han coincido en torno a un conjunto de normas que deberían cumplirse a la hora de  reabrir las escuelas. Una recomendación importante es crear grupos de 10 a 15 estudiantes que permanezcan juntos en las aulas, durante el recreo y la hora del almuerzo, con maestros asignados a un solo grupo. Cada uno debe respetar el distanciamiento físico, con  un contacto mínimo con los otros, lo que limita cualquier propagación de infección. Y si surge un caso de contagio en un grupo,  ese sería  puesto en cuarentena en casa mientras que otros pueden continuar en la escuela y se evitaría la propagación y habría control.

Redacción: Carmen Banca

WordPress Ads