USO Y ABUSO DE LA TECNOLOGÍA EN NIÑOS Y JÓVENES

127

En la actualidad los padres tenemos que convivir con la tecnología como parte importante del diario vivir, sin embargo el uso racional genera resultados positivos, pero cuando se cae en el uso irracional de todos los sistemas electrónicos digitales, podemos estar hablando de adicción tecnológica.

Vamos a poner a un lado la situación de la pandemia que nos ha llevado a todos a utilizar estos medios como alternativas de estudio, de trabajo, de distracción, entre otras; sin embargo a pesar de la situación de confinamiento también debemos velar porque nuestros hijos hagan un uso moderado de los sistemas tecnológicos.

Cuando nuestros niños y jóvenes caen en el abuso tecnológico pueden sufrir de alteraciones del sueño  por el uso en horas nocturnas; pudiendo estar parte del día dormitando; pueden presentar problemas de concentración o memoria, se aíslan de las personas por estar inmersos en su celular o Tablet. Hasta el momento no hay una calificación médica de enfermedad adictiva a las pantallas o tecnologías, pero si hay registros de personas con alteraciones emocionales por su adicción a juegos, vídeo juegos u otra aplicación digital.

Por otro lado tenemos el caso de la inacción, contra más tiempo pasen sentados frente a sus equipos menos tiempo dedicarán al ejercicio físico, y este factor es muy importante en la salud y desarrollo de nuestros niños y jóvenes.

Ante estas situaciones los padres o representantes deben establecer un horario según la edad del niño; limitar el uso de la televisión y sustituirlos por lecturas que pudiesen ser grupales, propiciar actividades en familia donde participen todos los miembro, evitar que los jóvenes coman en su cuarto usando la tecnología, las comidas deben hacerse en el comedor; supervisar los contenidos o páginas que visitan sus hijos de manera constante; los padres deben dar el ejemplo a sus hijos limitando también su exposición a los sistemas digitales.

Recordemos que no se trata de prohibir, se trata de enseñar discernimiento, donde cada miembro de la familia pueda diferenciar lo bueno de la tecnología, pero también sus riesgos.

Redacción: Carmen Banca

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí